CARTA DEL LECTOR | Carta sobre els drets dels nens en període de quarentena

[TEXT: @LHMedu]

 

“Escribo esta carta porque estoy preocupada por los derechos de los niños/as (de cualquier tipo de identidad, orientación sexual y género) del país durante el período de cuarentena; igual que se rectificó en el “tema de las peluquerías” me gustaría saber como se está trabajando el tema de la infancia en cuarentena.

 

Entiendo la consigna “Quédate en casa” y la acato, pero me gustaría que las excepciones estuvieran más reguladas para proteger mejor a los colectivos más vulnerables. Ya se empieza a oir que las personas diabéticas podrán salir a la calle acompañadas (con prescripción médica), y las indicaciones, por ejemplo, de Protecció Civil en el territorio de Catalunya son muy claras y espero que estén llegando a toda la población. Ejemplo: en la versión de 19/03/2020 18.00 del CECAT (Centre de Coordinació Operativa de Catalunya, Protecció Civil, Departament d’Interior), se recogen y responden 44 preguntas sobre movilidad. Una de ellas (punto 7), aunque no se hable de edad, afecta también a la infancia con discapacidad o TEA, pueden salir “si es imprescindible hacerlo”.

 

No querría extenderme en argumentaciones así que resumiré diciendo que para que la población en general, y en especial la infancia, puedan pasar la cuarentena con el menor “sufrimiento psíquico” posible (concepto que se maneja en salud) las excepciones de cuarentena se tendrían que revisar. Por algunas intervenciones en televisión me consta que se podría estar haciendo, pero que estamos muy lejos, del modelo que se aplica en el sur de Francia:

 

Documento descargable en las páginas oficiales del Gobierno Francés | Cedida
Documento descargable en las páginas oficiales del Gobierno Francés | Cedida

 

El último recuadro, del ejemplo francés, hace referencia a actividad física de personas y también habla de los animales de compañía. Bien, no sé cómo escribir esto sin sonar descortés, pero entienden a la persona como individuo que va de los 0 a los 99+ años. Es decir, la infancia en Francia puede salir a la calle cerca de su domicilio a lo que entiendo yo que es estirar las piernas, ver la luz del sol, no tocar nada y volver a casa. Disculpen que me haya alejado del tono o el registro formal de la carta por unos momentos, pero creo que a veces nos entendemos mejor sin tanto encorsetamiento.

 

No tengo hijos. Trabajo en una escuela y coordino, junto con el equipo, la atención a la diversidad del centro con los recursos que tenemos. En las CAD (Comisión de Atención a la Diversidad del centro) intentamos establecer prioridades para atender las necesidades pedagógicas del alumnado. En caso de detectar posibles situaciones susceptibles a ser tratadas en la Comisión Social del centro, les hacemos llegar la información y nos coordinamos en lo necesario. Por mi trabajo, estoy al corriente de los puntos que la Comisión Social considera que me ha de transmitir dentro de los límites de la confidencialidad.

 

Todo eso para explicar lo que muchos ya saben: algunos de los hogares españoles pudieran no ser exactamente el lugar para estar recluidos tanto tiempo. Además, en mi opinión, si las comunicaciones no se dan con la rigurosidad pedagógica, científica, matemática y ética adecuadas, entendiendo la diversidad del público al que nos dirigimos, y evaluando cómo siendo interpretado el mensaje, estaremos ayudando a crear en el imaginario colectivo, un monstruo de película de ciencia ficción.

 

Disculpen pero este virus se rige por las leyes de este planeta y se vencerá con el conocimiento científico adecuado, las simulaciones en supercomputadoras que hagan falta, y el confinamiento, que ya es innegable, de la población. Y “last but not least” algo que no puedo expresar sin emocionarme, la INESTIMABLE LABOR DE UN SERVICIO SANITARIO QUE SIEMPRE DEBIÓ SER PÚBLICO, SIN RECORTES, y de cada una de las individualidades que lo conforman. A mi entender, son las individualidades que actúan hacia el bien común las que hacen que los sistemas no se desmoronen. Así que espero que el sistema nos trate bien a todos y cada uno de los individuos que lo conformamos, cuidando con especial interés a los de menores edad, que son uno de los colectivos más indefensos ya que tienen menos capacidad de hacer llegar su voz al estado.

 

Para no extenderme en otros puntos, y entre muchas otras cosas, solicitaría que:

  1. Dentro de la excepcionalidad, se tuviera en consideración alguna medida para
    garantizar el mínimo sufrimiento psíquico a la población en general con
    especial atención a la infancia. Ejemplo: salir de la mano de un adulto a estirar las
    piernas.
  2. Tener en cuenta la salud de los ciudadanos en la acepción que recoge la OMS y
    prever una posible aumento en la demanda de los denominados servicios de salud
    mental y otros servicios que reporten bienestar.
  3. Cuidar las comunicaciones con la rigurosidad pedagógica, científica,
    matemática y ética adecuadas, con su consiguiente evaluación.”

 

@LHMedu

Deixa un comentari

Aquest lloc web utilitza Cookies pròpies i de tercers d'anàlisis per recopilar informació amb la finalitat de millorar els nostres serveis, així com per a l'anàlisi de la seva navegació. Si continua navegant, suposa l'acceptació de la instal·lació de les mateixes. L'usuari té la possibilitat de configurar el seu navegador podent, si així ho desitja, impedir que siguin instal·lades en el seu disc dur, encara que haurà de tenir en compte que aquesta acció podrà ocasionar dificultats de navegació de la pàgina web.
Configuració de cookies
Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies