No hay mirar para otro lado, la solidaridad no puede esperar

La Red Española de Inmigración y Ayuda al refugiado pidió  el pasado domingo al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez que procediera a la designación de un puerto seguro en la costa española para la acogida de los 629 inmigrantes del barco Aquarius , tras la negativa del ministro de Interior italiano , Matteo Salvini a permitir su entrada en puerto italiano.

“Demostrando así a Europa que no todos en el Mediterráneo están dispuestos a abandonar los derechos humanos”,según un comunicado del presidente de la ONG.

Finalmente la respuesta del Gobierno español no se ha hecho esperar, y el presidente Pedro Sáncheza ofrecido el puerto de Valencia, aunque hay que destacar la predisposición de varias comunidades autónomas para acoger.

Se espera que entre última hora del viernes o primera del sábado lleguen a puerto los tres barcos en los que están repartidos los inmigrantes, fletados por las ONG SOS Mediterráneé y Médicos Sin Fronteras y dos de la armada italiana.

Después está previsto que se ponga en marcha una atención médica y humanitaria de urgencia. Para pasar posteriormente a poner en marcha el protocolo legal en el que participarán agentes de Aduanas, la Autoridad portuaria y la Delegación de Gobierno. Se estima que en el Aquarius puede haber personas de unas veinte nacionalidades distinta, aunque en su mayoría del África subsahariana a las que habrá que identificar y dar estatus legal.

“Algunos seguramente podrán tener la condición de refugiados, otros no e Interior hará su trabajo con arreglo a las leyes españolas e internacionales” según declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno español Carmen Calvo.

Una de las primeras cuestiones a abordar será la de los menores que “es competencia del Instituto de Medicina legal de València la verificación de su edad”. Según las informaciones que disponemos existen 123 menores no acompañados y otros que sí lo están.

Será la Cruz Roja quién en primera instancia se haga cargo de la acogida en la zona según declaraciones de Mónica Oltra“Los primeros momentos están bastante hilvanados porque Cruz Roja tiene experiencia en este tipo de emergencias”.

Posteriormente el Gobierno ha apuntado que  los menores son su prioridad y que la idea es que en la medida de la posible se queden en València y el resto serán más adelante redistribuidos entre las diferentes comunidades autónomas y ciudades que se han ofrecido a acogerlos, bajo la premisa de mantener unidos los núcleos familiares.

Deixa un comentari

Aquest lloc web fa servir galetes perquè tingueu la millor experiència d’usuari. Si continueu navegant esteu donant el vostre consentiment per a l’acceptació de les esmentades galetes i l’acceptació de la nostra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CLOSE
CLOSE